28 de junio de 2012

Como gata boca arriba

Como gata boca arriba

Te quiero como gata boca arriba,
panza arriba te quiero,
maullando a través de tu mirada,
de este amor-jaula
violento,
lleno de zarpazos
como una noche de luna
y dos gatos enamorados
discutiendo su amor en los tejados,
amándose a gritos y llantos,
a maldiciones, lagrimas y sonrisas
(de esas que hacen temblar el cuerpo de alegría)

Te quiero como gata panza arriba
y me defiendo de huir,
de dejar esta pelea
de callejones y noches sin hablarnos,
este amor que me marea,
que me llena de polen,
de fertilidad
y me anda en el día por la espalda
haciéndome cosquillas.

No me voy, no quiero irme, dejarte,
te busco agazapada
ronroneando,
te busco saliendo detrás del sofá,
brincando sobre tu cama,
pasándote la cola por los ojos,
te busco desperezándome en la alfombra,
poniéndome los anteojos para leer
libros de educación del hogar
y no andar chiflada y saber manejar la casa,
poner la comida,
asear los cuartos,
amarte sin polvo y sin desorden,
amarte organizadamente,
poniéndole orden a este alboroto
de revolución y trabajo y amor
a tiempo y destiempo,
de noche, de madrugada,
en el baño,
riéndonos como gatos mansos,
lamiéndonos la cara como gatos tiernos y enamorados
a los pies del sofá de leer el periódico.

Te quiero como gata agradecida,
gorda de estar mimada,
te quiero como gata flaca
perseguida y llorona,
te quiero como gata, mi amor,
como gata Gioconda,
como mujer,
te quiero.

Gioconda Belli.

27 de junio de 2012

Sexosa

Es en esos ratos
cuando te pones sexosa
y pasas tus senos en mis brazos
o descubres tu vientre
y tu ombligo queda abierto
a mi mirada ansiosa y hambrienta.

Te finges inocente
mas tu mirada felina me desnuda,
no tardarás en besarme con esas ganas
con el deseo simple de poseerme
me abrazarás, me estrujarás
no tendré más remedio que
dejar que acaricies mi pecho
te metas en mi piel
con tu alma virgen, nueva, intocada.
No me resisto, soy fuente abierta para tí
espero tu beso sin expectativa
luz clara, calientita, cosquilleante
me encanta pues, cuando te pones sexosa.